lunes, 27 de octubre de 2008

Martínez Abarca, el Anti-Gecé


José Antonio Martínez Abarca, galeote de la columna, apuntó al cometa. Es difícil aconsejar la lectura de Giménez Caballero con más insistencia e ironía. Véanlo en Crónicas Murcianas, de Libertad digital.
En la imagen: plaza de los Héroes de Cavite y Santiago, en Cartagena, donde tuvo lugar la desopilante arenga que se cuenta en este libro. "En domingo de Ramos -dijo Giménez- entré en tierra murciana como Jesucristo en Jerusalén, de un modo triunfante y glorioso aclamado por multitudes y festejado con palmas" (pág. 75).